Cómo cuidar la piel en verano

El verano pasa factura a la piel desde el primer día y es preciso proporcionarle cuidados especiales que van más allá de la hidratación habitual: se trata de evitar la deshidratación y reparar el daño oxidativo. Descubre cómo cuidar la piel en verano.

Cómo cuidar la piel en verano´- Veritas

Cómo cuidar la piel en verano

Nutrición a través de la alimentación

Antioxidantes naturales

Una correcta aportación de omega-3 y 6 (pescado azul, semillas, frutos secos) estabiliza el sistema nervioso y garantiza una piel sana. Así mismo, es fundamental un aporte diario de vitamina E (aceite de girasol no refinado), vitaminas del grupo B (cereales integrales, legumbres, huevos) y minerales y oligoelementos (endivias, pepinos, apio, rúcula, berros).

Para frenar el envejecimiento precoz son fundamentales los antioxidantes (presentes en los frutos del bosque, el ajo, la cebolla morada y la granada) y para nutrir la piel se recomiendan los alimentos funcionales (levadura nutricional, açai, lúcuma, cúrcuma, espirulina y chlorella), siempre en el contexto de una dieta saludable.

Bebidas de calidad

Hay que mantener una buena hidratación a base de agua de calidad. También se puede beber agua filtrada con limón o té verde, limonadas caseras endulzadas con estevia o bebidas probióticas, como la kombucha y el kéfir. Y es aconsejable no tomar alcohol ni refrescos ni café.

 Nutrición a base de cosméticos ecológicos

Aceites vegetales

Los de almendras, rosa mosqueta y argán destacan por su capacidad emoliente y son perfectos para hidratar, regenerar y evitar o tratar cicatrices o estrías.

Con el calor, la circulación de las piernas se resiente y si lo que buscas es fortalecer los capilares sanguíneos y prevenir las arañas vasculares, lo mejor es hacerte un masaje mañana y noche en pies y piernas con un aceite de acción circulatoria y tonificante, como puede ser el de castaño de indicas o de árnica, que también es antiinflamatorio.

Aloe vera

Gracias a su riqueza en vitaminas y aminoácidos esenciales, estimula el colágeno y la elastina, calma las irritaciones y acelera la renovación de los tejidos. Las cremas y las lociones con aloe son ideales tanto para preparar la piel antes de la exposición solar como para usarse como aftersun.

En cualquier caso, es fundamental que sea aloe vera ecológico, cuya producción está certificada y se realiza sin aceites minerales, siliconas, conservantes químicos ni parabenos.

Prepárate tu kit de cosmética casera.