Cómo reducir la hinchazón

Xevi Verdaguer nos facilita una serie de pautas para evitar la hinchazón abdominal, reducir los gases, aligerar las digestiones e incluso perder peso.

En el intestino tenemos el segundo cerebro y si no vamos bien al baño pueden aparecer contracturas, fatiga o dolor de cabeza acompañado de un estado de ánimo bajo. Para reducir los gases y aligerar las digestiones te recomendamos unos hábitos alimentarios especiales que, incluso, te ayudarán a perder fácilmente un par de kilos.

Cómo reducir la hinchazón

Empezar bien el día

Hay que regalar al estómago un poco de acidez para mejorar la digestión:

  • Zumos y cereales: te recomendamos tomar un zumo de pomelo con limón junto con bebida de sésamo. Lo puedes acompañar de algún cereal sin gluten que sea digestivo, como por ejemplo el mijo.
  • Bocadillo: si prefieres bocadillos escoge siempre pan sin gluten con paté de shiitake, pavo o aguacate con olivada, por ejemplo. Recuerda evitar el cerdo (butifarra, fuet, jamón…) y los derivados de la leche de vaca, como los quesos, las bebidas con cacao, etc.

Entre horas

A media mañana y media tarde te puedes tomar una infusión de anís verde, hinojo, comino o jengibre con una pequeña cantidad de orejones, pasas o dátiles. O bien una fruta, como la pera o el pomelo.

Antes de las comidas

Es importante beber un vaso de agua con el zumo de medio limón o el zumo de limón mezclado con kuzu. Los intestinos más sensibles agradecerán especialmente esta última combinación.

A la hora de cenar

Hay que evitar la carne, el pan y la pasta. Una buena idea es acabar el día comiendo alimentos que se adecuen al estado de nuestras deposiciones. Cuando son pastosas lo más recomendable es una crema de apio, cebolla, perejil y col con el zumo de medio limón. Cuando son duras lo mejor es un caldo de las mismas verduras con sémola de tapioca.

Te recomendamos un menú para tener una digestión perfecta.