Cremas de verduras para cenar

La entrada del otoño es el gran momento de las cremas de verduras. Con la bajada de las temperaturas, adquieren un papel protagonista en nuestras cenas gracias a su dulzor natural y gran digestibilidad.

Además de sus muchos beneficios (son poco calóricas, ricas en fibra y muy saciantes), aportan una gran variedad a la dieta, sobre todo si tenemos a nuestro alcance la comodidad de comprarlas ya hechas. Cuando las preparamos en casa, tenemos tendencia a repetir las recetas, pero cuando podemos comprarlas ya preparadas y elaboradas con ingredientes que no solemos usar por desconocimiento o falta de hábito, las comemos con muchísimo gusto.

Cremas de verduras para cenar

Una de las grandes especialidades de la Cuina Veritas es la crema de verduras variadas, que hacemos a base de calabaza, patata, cebolla, puerro, zanahoria y judías verdes.

Las clásicas y universales con las de puerro, calabacín o zanahoria, a causa de su sabor suave y neutro.

Una crema con mucha personalidad es la de brócoli, una crucífera que protege la mucosa del estómago y los intestinos.  Por no hablar de la maravillosa crema de guisantes con menta: absolutamente deliciosa, ya que estos dos ingredientes maridan a la perfección.

Pensando en obtener un perfil más nutritivo, te proponemos la crema de calabacín con quinoa, un paracereal rico en calcio, magnesio, fósforo y proteínas de alto valor biológico. Hemos incorporado alga kombu a la receta, un alga que no proporciona sabor, pero sí que aporta minerales y tiene propiedades muy beneficiosas para el sistema circulatorio. Otra crema a la que añadimos alga kombu es la de lentejas con verduras, en este caso para conseguir que la legumbre sea más digestiva.

Todas nuestras cremas se elaboran con verduras frescas ecológicas, sal marina sin refinar y aceite de oliva virgen extra ecológico. No necesitamos más condimento, pero si quieres animarlas en casa puedes darles tu toque personal con una pizca de pimienta blanca o negra, jengibre rallado o gomasio. También puedes añadir un chorro de bebida de soja, almendra o arroz, o bien presentarlas con un topping crujiente que explote en la boca y las haga más atractivas: virutas de alga nori frita, chips de verduras, frutos secos, semillas tostadas o caramelizadas…

Si te animas a prepararlas en casa, descubre nuestra propuesta de recetas de cremas de verduras.