Croquetas de mijo y remolacha

Unas originales croquetas de mijo y remolacha. El mijo es un cereal de grano pequeño que, además de ser rico en hierro y no tener gluten, es muy fácil de cocer. Y, gracias a su textura, captura a la perfección el sabor y el aroma de los ingredientes con los que se combina.

Croquetas de mijo y remolacha

Ingredientes:

Para el rebozado:

Para la salsa:

Croquetas de mijo y remolacha - Veritas

Elaboración:

  1. Lava el mijo y ponlo a cocer con el agua y un poco de sal, hasta que el líquido se consuma.
  2. Pica las cebollas bien finas y sofríelas en una sartén con un poco de aceite hasta que estén traslúcidas. Reserva.
  3. Pela y ralla la remolacha. Reserva.
  4. Prepara la salsa mezclando bien los ingredientes. Reserva.
  5. Cuando el mijo esté cocido, añádelo a la cebolla junto con la remolacha rallada y remueve hasta que se mezcle todo.
  6. Añade el resto de ingredientes de las croquetas, rectifica de sal o especias y da forma a las croquetas con las manos.
  7. En un bol, mezcla la harina de garbanzos y un poco de agua, hasta conseguir una textura similar a la del huevo.
  8. Baña las croquetas en el preparado anterior, rebózalas con pan rallado y fríelas en una sartén en aceite bien caliente hasta que estén doradas.

Descubre nuestras propuestas de recetas con base de cereales: arroz, quinoa, trigo sarraceno, etc.