Infusiones para trastornos digestivos

Pasamos gran parte de las fiestas navideñas sentados en la mesa delante de platos tradicionales y deliciosos, que a menudo son demasiado abundantes y calóricos. Utilizar las infusiones para solucionar trastornos digestivos siempre es una buena opción.

Infusiones para trastornos digestivos - Veritas

En una digestión rápida de absorben todos los nutrientes, en cambio, cuando la digestión es lenta estos tienen tiempo de fermentar, de manera que ocasionan molestias como el dolor abdominal, náuseas, ardores o flatulencia.

Infusiones para depurar y digerir

Existen diversas platas que pueden ayudarte a mejorar tu digestión: puedes tomarlas solas, combinarlas con otras o escoger las mezclas digestivas que ya están especialmente formuladas.

Jengibre

Una infusión de jengibre rallado puede ser la mejor manera de aprovechar todas sus propiedades y podrás apreciarlas inmediatamente después de bebértela. Estimula el movimiento peristáltico de los intestinos y activa rápidamente la digestión.

Disfruta de su sabor picante tomando solo y si quieres matizar la intensidad, añádelo a otra infusión. En nuestras tiendas lo encontrarás fresco y en polvo.

Menta

Muy apreciada por su sabor delicioso y refrescante, la menta proporciona una extraordinaria sensación de bienestar en general, no únicamente estomacal.

Tómala en infusión combinada con piel de limón contra la pesadez de estómago y añádele un toque de canela para especiarla y potenciar el sabor. La tenemos en hojas secas y fresca en la nevera.

Manzanilla

Sin duda, es la planta digestiva por excelencia y puede tomarla toda la familia en cualquier momento del día. Deja un agradable sabor en el paladar y una sensación placentera en todo el cuerpo.

Para tratar problemas estomacales, se toma combinada con anís.

Hinojo

El hinojo y sus semillas contienen un aceite esencial rico en anetol que tonifica la digestión, cosa que contribuye a reducir la hinchazón abdominal y a aliviar los dolores abdominales que aparecen como consecuencia de la flatulencia. Otra opción es masticar unas cuantas semillas después de las comidas para combatir el mal aliento.

Anís

Además de un aroma y sabor exquisitos, el anís disfruta de propiedades que ayudan en prácticamente cualquier problema digestivo. Mezclada con otras plantas proporciona infusiones deliciosas.

Regaliz

A la vez que deja un agradable sabor de boca, alivia los síntomas de la indigestión, la acidez o la gastritis. Las combinaciones de regaliz y menta o regaliz, anís y menta son ideales para toda la familia, aunque también se puede mezclar con té verde, negro o bancha.

Hierve durante unos minutos una cucharada pequeña de regaliz troceado, apaga el fuego y añade unas hojas de té o de cualquier otra planta que quieras. Gracias a su dulzura natural no hace falta añadir ningún tipo de endulzante a la bebida.

Descubre nuestros consejos para afrontar las fiestas con energía.