Nutrición y ciencia

La patata ecológica: menos agua y más minerales – Estudios

Cuesta imaginar una cocina sin patatas, ya sean fritas, guisadas, salteadas, al vapor… Muy sabrosa, la patata ecológica es mucho más nutritiva que la no ecológica y se cocina antes porque tiene menos agua.

Patata ecológica - Análisis comparativo - Veritas

Beneficios nutricionales de la patata ecológica

Blanca, roja o morada, la patata es un ingrediente imprescindible en las gastronomías de todo el mundo gracias a su gran versatilidad, pero también a su nada desdeñable valor nutricional: además de ser muy digestiva, aporta proteínas, minerales, hidratos de carbono, fibra y vitaminas B6 y C.

Al igual que ocurre con otros alimentos, la agricultura ecológica mejora su composición nutricional de forma significativa, tal como demuestran distintos estudios comparativos. Por ejemplo, la patata ecológica tiene un porcentaje de agua del 77.08% frente al 82.68% de la no ecológica; unas diferencias que se deben a la mayor fertilización nitrogenada de esta última (figura 1). El hecho de tener menos agua se convierte en una ventaja a favor de la patata ecológica porque se fríe antes y ese hecho implica un ahorro energético y de tiempo.

Concentra más nutrientes

La fracción en la que se acumulan los nutrientes presentes en los vegetales es siempre la materia seca, por eso es tan importante que el nivel de esta sea alto. El contenido de materia seca en la patata ecológica es del 22.92% en oposición al 17.32% de la no ecológica, lo que significa que la primera resulta más nutritiva (figura 1).

Asimismo, las patatas contienen entre el 16 y el 20% de hidratos de carbono complejos, como el almidón. En el caso de las ecológicas, la proporción de almidón acumulado es de 15.93%, mientras que la que se acumula en los tubérculos no ecológicos se sitúa en 11.33%. Un dato que implica que la patata ecológica sintetiza y ostenta un 28.88% más de almidón que la no ecológica (figura 2).

Aporta muchos minerales, en especial potasio

La patata destaca por sus niveles de fibra y minerales, especialmente potasio, calcio, magnesio y fósforo. Igualmente, aporta una escasa cantidad de sodio y por ese motivo se recomienda en dietas que deben ser bajas en este mineral.

Por su parte, el potasio posee reconocidas propiedades vasodilatadoras y se aconseja para combatir la presión arterial alta y facilitar la diuresis. Las patatas de cultivo ecológico aportan un 7.35% más de potasio que las no ecológicas: las primeras acumulan 451 mg por cada 100 g y las segundas, 418 mg. Así, y dado que la ingesta diaria admisible de potasio para una persona adulta es de 4700 mg, si la patata fuera la única fuente de potasio en nuestra dieta tendríamos que consumir 100 g más de patata no ecológica para alcanzar la dosis de necesaria de este mineral (figura 3).

Fuente: M. D. Raigón – Dto. Química de la Escuela Técnica Suprior del Medio Rural y Enología. Universidad Politécnica de Valencia. 

Selección de estudios sobre los beneficios de lo productos ecológicos.

Contenido relacionado

  • Nutrición y ciencia

Miel ecológica, un alimento medicinal – Estudios

Totalmente pura y natural, la miel ecológica conserva intactos sus...

  • Nutrición y ciencia

Avena, por qué es mejor que sea ecológica – Estudios

Muy completa a nivel nutritivo, cuando la avena es de...

  • Nutrición y ciencia

Quinoa ecológica, la más nutritiva – Veritas

Al comparar los granos de quinoa ecológica con los no...

  • Nutrición y ciencia

Calabaza ecológica: más del doble de antioxidantes y minerales – Estudios

Rica en fibra, minerales, vitaminas y antioxidantes, los estudios demuestran...