La riqueza de la repostería integral

Disfrutar de una repostería sabrosa y saludable a la vez es muy fácil. En el obrador de Veritas elaboramos la nuestra de manera totalmente artesanal con una amplia variedad de harinas integrales ecológicas, que mejoran notablemente la calidad de la dieta. ¡Descubre la riqueza de la repostería integral!

Los alimentos integrales son aquellos que no han sido procesados ni refinados y que conservan todas sus propiedades nutritivas. Los alimentos refinados, al contrario, son sometidos a procesos industriales que destruyen gran parte de sus micronutrientes esenciales, hecho que impacta negativamente sobre nuestra salud.

En nuestras panaderías encontrarás un pan y productos de repostería auténticamente integrales. Y decimos auténticamente porque muchas veces el mercado convencional ofrece productos bajo el nombre de integrales pero elaborados con harina blanca, a la cual se añade salvado de manera artificial.

Nuestros productos están elaborados con un amplio abanico de harinas (de trigo, de espelta, de trigo persa, de quinoa, de soja, de centeno…) que amplían y mejoran la calidad de la dieta.

La riqueza de la repostería integral

Los alimentos integrales mantienen intactas sus propiedades nutricionales y aportan vitaminas del grupo B, vitamina E, minerales y grasas poliinsaturadas procedentes del germen del cereal.

  • Son más sabrosos y la textura de los cereales integrales es más firme y crujiente.
  • Aportan fibra, que mejora el tránsito intestinal y contribuye a prevenir y tratar el estreñimiento. La fibra ejerce un importante papel en la prevención del cáncer (especialmente el de colon), ya que las partículas responsables del desarrollo de esta enfermedad son arrastradas junto con las heces, lo que hace que disminuya su permanencia y tiempo de contacto con el revestimiento del intestino.
  • Llenan mucho, un hecho que reduce la ingesta de alimentos más calóricos, un aspecto importante en las dietas de adelgazamiento y como medida preventiva de la obesidad.
  • Ayudan a reducir los niveles de colesterol y, por tanto, el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
  • Son aptas para diabéticos, porque tienen un índice glucémico menor que el de los refinados. Eso quiere decir que después de su ingesta no producen subidas elevadas de glucosa en la sangre, y la demanda de insulina es menor.

Descubre las diferencias entre un pan ecológico y uno no ecológico.