Montsoliu – Compañeros de viaje

Recuperar fincas tradicionales a punto de desaparecer y reconvertirlas en granjas de producción de huevos ecológicos es la filosofía de Eco’s, la más joven de las iniciativas de Montsoliu, una empresa que trabaja para solucionar los problemas de comercialización de los pequeños productores locales.

Montsoliu

Ingeniero agrónomo de profesión y ecologista convencido, Bernat Farriol viene del sector cárnico y poco a poco fue tomando conciencia de la necesidad de ofrecer a todos una alimentación mejor. Ese fue el germen de Montsoliu, cuyo objetivo es, “hacer llegar al consumidor, directamente del campo y sin intermediarios, alimentos obtenidos de forma artesanal, ecológica y totalmente sostenible”. Gestionan y controlan todo el proceso para garantizar la calidad de los alimentos, siempre respetando los ritmos de crecimiento animal y sin forzarlos.

“En su momento vimos que había muchas granjas que se iban perdiendo y decidimos evitar que se malograra esa riqueza local. Nos encargamos de hacer las obras necesarias, pedimos los permisos y las ponemos en funcionamiento”. La primera que recuperaron fue la Granja Mas Frigola de Forallac, ubicada en el Parque Natural de Les Gavarres, en el Baix Empordà. Otra de las fincas es Casa Martís, situada en Esponellà, en el Pla de Martís.”Actualmente tenemos 11 granjas recuperadas en las comarcas de Girona, donde nuestras gallinas viven en libertad”. La época de puesta es crucial y las ponedoras disponen de un lugar cómodo y adecuado.

La consecuencia de su cuidada alimentación, basada en leguminosas y cereales ecológicos, así como picoteo de campos libres de pesticidas, es un huevo totalmente libre de químicos, caracterizado por una clara consistente y recogida, sabor fino y yema abombada y de color natural. A este respecto, es importante destacar que la yema ecológica es mucho más pálida que la no ecológica porque la pienso que comen las gallinas no ecológicas se le añaden colorantes para que la yema sea de color amarillo vivo. “Los huevos Eco’s están certificados por el Consejo Catalán de la Producción Agraria Ecológica, los recogemos a diario, los envasamos en nuestras instalaciones de Celrà y los enviamos a la tienda en un máximo de dos o tres días”. Descubre en qué se diferencia un huevo ecológico de uno no ecológico en este vídeo.