Patés vegetales, mucho donde elegir

Los patés vegetales son un básico en la cocina ligera y saludable gracias a su sabor y su versatilidad. En Veritas tenemos hasta 24 variedades, que se adaptan a los gustos y preferencias de todos los miembros de la familia.

Patés vegetales, mucho donde elegir - Veritas

Delicados y cremosos, los patés vegetales son una buena opción para preparar un bocadillo completo (añadiendo por ejemplo unas hojas de lechuga y unos dados de tomate o aguacate), un sándwich muy tierno o unas tostadas deliciosas, y también son fabulosos para añadir a cualquier tipo de pasta, ensaladas, arroces, etc. En este caso se pueden usar directamente o alargándolos con un poco de aceite, caldo o agua.

Patés vegetales, mucho donde elegir

Con proteínas a base de tofu

Los patés de tofu se equiparan a los de carne en el sentido que pueden solucionar un desayuno o una merienda cuando se necesita un aporte de proteína. Como ventajas, contienen menos grasas saturadas, son menos calóricos y, al ser el tofu una proteína limpia, sobrecargan menos los riñones y el hígado cuando se metabolizan.

Al tofu se le pueden añadir otros ingredientes en menor cantidad para lograr diferentes alternativas: finas hierbas, algas, níscalos, shiitakes, champiñones, tomate y tofu-miso.

De legumbres

El más famoso y consumido es el hummus árabe a base de garbanzos. Todas las versiones con sabores diferentes son perfectas para untar panes de pita y tostadas o para mojar tiras de verduras crudas, como zanahoria y apio. Igualmente, los garbanzos son una base excelente para todo tipo de patés, ya que cuando se trituran forman una pasta muy agradable para untar, como es el caso del paté de shiitakes.

Una de las últimas novedades es el paté de azukis, unas pequeñas judías rojas de sabor dulce que son muy digestivas y, a diferencia de otras legumbres, no generan flatulencias.

De verduras

Destacan por su ligereza y por el sabor de sus ingredientes. Los tenemos de berenjena, de alcachofa, de calçots, de remolacha y rábano, de calabaza y jengibre, de espárragos y de pimiento rojo, sin olvidar la clásica olivada, que únicamente contiene aceitunas negras o verdes y es perfecta para aderezar unas verduras al horno.

Disfruta de esta deliciosa receta de ensalada de alubias y paté de berenjenas.

Mención aparte merece el de ajo negro, capaz de provocar una explosión de sabor en el paladar de difícil definición, ya que se trata del sabor umami, el más redondo de todos. Tras ser fermentado, el ajo no pica ni repite y este paté es ideal para elaborar salsas para ensaladas, condimentar arroces, untar tostadas o como sustituto del ajo blanco.

Especiales y diferentes

El resultado que se logra al mezclar tomate seco con especias propias de la sobrasada es extraordinario. El paté se llama sabrosada y posee un paladar especiado e intenso.

También puedes prepararte tú mismo este delicioso paté de tomate seco y nueces.