Puding de naranja, chía y jengibre

El puding de naranja se caracteriza por una textura muy suave y un sabor intenso. Uno de los grandes atractivos de esta receta es la presencia de semillas de chía, que tienen más calcio que la leche, más potasio que el plátano y más hierro que las espinacas.

Esta receta nos la propone Rocío, de Let it be cosy.

Puding de naranja, chía y jengibre

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Saca las semillas de cardamomo de la vaina, rechaza la piel y resérvalo.
  2. En una batidora de alta potencia, bate el zumo de naranja, la leche de coco, el jengibre, la miel, las semillas de cardamomo y un poco de sal marina hasta conseguir una consistencia homogénea. Si queda cualquier grumo, puedes pasar el líquido por un colador fino.
  3. Pon las semillas de chía en un bote de vidrio junto con la ralladura de naranja y vierte el líquido poco a poco mientras lo vas mezclando con una cuchara.
  4. Continúa removiendo durante  unos cuantos minutos para deshacer los posibles grumos.
  5. Pon el bote en la nevera y deja que las semillas de chía absorban el líquido durante un mínimo de 30 minutos, aunque lo ideal es dejarlas en remojo toda la noche.
  6. Sírvelo como merienda con guarniciones variadas: yogur de coco, naranja troceada, trocitos de cacao…

Descubre nuestra colección de recetas dulces.