Las semillas son un pequeño gran tesoro gracias a su riqueza nutricional, su sabor, su textura y su aroma. Enriquecer la dieta y hacerla más nutritiva es tan simple como tener semillas variadas a mano en la cocina e incorporarlas al menú familiar.