La flora del intestino está muy relacionada con la salud digestiva y el sistema inmunitario. Siendo como es un ecosistema frágil, los cambios en la alimentación y ciertos medicamentos, como los antibióticos, pueden romper el equilibrio. Te explicamos cómo reforzarla.