El verano pasa factura a la piel desde el primer día y es preciso proporcionarle cuidados especiales que van más allá de la hidratación habitual: se trata de evitar la deshidratación y reparar el daño oxidativo. Descubre cómo cuidar la piel en verano.

El aloe vera es un gran antioxidante, que no sólo hidrata y rejuvenece la piel, también es un excelente regenerador de las células cutáneas dañadas por el sol, gracias a su riqueza en nutrientes y sus propiedades emolientes.

El uso de aceites corporales se ha convertido en una tendencia en alza, gracias a sus beneficios cosméticos y terapéuticos. Te enseñamos cómo usarlos y cuáles son las propiedades de cada uno de ellos.

De la misma forma que alimentas a tu organismo para tener más energía, sentirte mejor y protegerte de las enfermedades, tu piel también necesita comer y estar bien nutrida, en especial durante los meses más fríos del año.

Cuando llega el otoño  nuestro pelo tiende a renovarse y aumentan los casos de caída. Por ello, es el momento de repararlo y nutrirlo con el objetivo de devolverle toda su vitalidad.

Ya llega el buen tiempo y debemos mimar nuestra piel y cabello.
¡Qué mejor que usar productos naturales para prepararnos para los calores estivales!