Una variedad de los tradicionales bizcochos de aceite de oliva, muy fácil de hacer. La harina de almendras le concede una gran esponjosidad con un característico sabor a frutos secos, mientras que el aromático tomillo resalta la presencia del limón. ¡Disfruta de este delicioso postre, ideal para meriendas o desayunos, que te propone Laura Because!