Caldo macrobiótico, una receta que busca el equilibrio yin y yang gracias a la combinación de la calabaza, el nabo, la cebolla y el alga kombu. Además, esta receta aportará propiedades reconfortantes a tu organismo.