Las posturas de yoga son sólo una pequeña parte del largo camino que recorreremos a lo largo de nuestra existencia. Como decía el maestro Iyengar, “las asanas ayudarán a transformar a un individuo, llevándolo desde la conciencia del cuerpo hacia la consciencia del alma”.