Empezar el día con un bol de cereales es una buena idea, siempre que sean de calidad y no excedan su contenido en azúcar. Hemos analizado la etiqueta de unos cereales de desayuno ecológicos comparada con la de unos no ecológicos. Descubre los resultados: