Con el frío, tus manos se deshidratan y resecan con facilidad. Además de cremas que las nutran, protejan y suavicen sin engrasarlas, necesitan algunos cuidados extra.

De la misma manera que nos cuidamos por dentro comiendo alimentos ecológicos, tenemos que utilizar cosméticos naturales, elaborados con ingredientes de origen vegetal que no contengan sustancias sintéticas, porque nuestra piel también come.

Ya llega el buen tiempo y debemos mimar nuestra piel y cabello.
¡Qué mejor que usar productos naturales para prepararnos para los calores estivales!