Los alimentos que comemos diariamente influyen no sólo en nuestra salud física sino también en nuestra estabilidad mental y emocional. Si te sientes irritable y te enfadas a menudo es posible que el hígado esté sobrecargado a causa de un exceso de grasas saturadas y proteínas animales. Revisa tu dieta y notarás un gran cambio.