Este espray se añade a las toallitas para conseguir limpiar e hidratar las pieles más delicadas. Está especialmente indicado para bebés o como desmaquillante. El aceite de almendras aporta humectación, luminosidad e hidratación a la piel.