Una de las preocupaciones más comunes a la hora de iniciar una dieta vegana es no saber si se ingieren suficientes proteínas. Por eso es importante tener claro qué alimentos son una buena fuente de aminoácidos.