La alimentación de otoño tiene que basarse en ingredientes que cuiden de manera especial nuestros pulmones para evitar resfriados y estados de melancolía.