Gran parte de nuestro día transcurre frente al ordenador, el móvil o la tableta. Además de provocar fatiga visual, la exposición a las pantallas influye negativamente en el hígado, que precisa de una dieta rica en frutas, legumbres y verduras verdes para recuperarse.