La textura suave y ligera del chocolate negro exalta el dulzor de los higos, la leche de coco da cremosidad y las nueces aportan un toque crujiente a este delicioso pastel de chocolate e higos.