La dieta es la principal vía de exposición de los niños a determinados pesticidas y gracias a la alimentación ecológica se puede reducir su presencia en el organismo a niveles indetectables.

La presencia de residuos de pesticidas en los alimentos es la principal preocupación de los europeos en relación con la seguridad alimentaria. Un 48% de los europeos y un 40% de los españoles consideran probable o muy probable que la comida pueda dañar su salud.

Los pesticidas alteran la microbiota intestinal, pudiendo provocar diferentes enfermedades como inflamación intestinal, fatiga crónica, obesidad y alergias, según un estudio publicado por la Universidad Picardía Julio Verne.

Los pesticidas pueden causar alergias alimentarias, según la investigación Alergias alimentarias asociadas a la exposición a pesticidas diclorofenoles (Montefiore Medical Center, Nueva York, 2012). Los diclorofenoles son uno de los pesticidas más utilizados actualmente y su uso excesivo se relaciona con la creciente incidencia de alergias alimentarias en las sociedades occidentales.

Los beneficios de los alimentos ecológicos son notables, según un estudio realizado por la Universidad de Newcastle (Reino Unido), basado en la revisión de 343 investigaciones científicas (British Journal of Nutrition, 2014).

Diferentes estudios científicos revelan que los obesógenos son uno de los factores responsables de la obesidad. Estamos hablando de los disruptores endocrinos, a los cuales quedamos ampliamente expuestos mediante los plásticos, los envases, los pesticidas… La mejor manera de evitarlos es consumir alimentos ecológicos, sobre todo frutas y verduras, dos de los productos más expuestos […]