Mantener el sistema nervioso en buenas condiciones es básico para encontrarse bien, ya que un desequilibrio puede causar estrés, ansiedad, problemas de memoria… Para asegurar su óptimo funcionamiento debes consumir determinados nutrientes, ya sea mediante la alimentación o complementando la misma.