Con la llegada del frío, empezamos a consumir alimentos que reconforten nuestro organismo. La sopa es una fantástica opción, y si no tienes tiempo de prepararla en casa, la sopa deshidratada puede ser una buena alternativa. Hoy te explicamos la etiqueta de una sopa de pollo ecológica, comparada con una no ecológica.