Cuscús de trigo sarraceno con boniato

Cuscús de trigo sarraceno con boniato - Recetas - Veritas
Muy ligero y rico en proteína vegetal, el cuscús de trigo sarraceno tiene un delicado sabor a nueces y un agradable toque crujiente. Una receta sencilla con ingredientes básicos (cebolla, garbanzos y frutos secos) enriquecida con el poder refrescante de la menta. Esta nutritiva y completa receta nos la comparte Isa, de Delicias Kitchen Cuscús de trigo sarraceno con boniato - Recetas - Veritas

Cuscús de trigo sarraceno con boniato

Ingredientes:

Elaboración:

  1. Pon el cuscús en una taza de agua, llévalo a ebullición y continúa la cocción hasta que el líquido se consuma. Apaga el fuego, tápalo y resérvalo.
  2. Trocea las avellanas y las almendras, pica las hojas de menta y ralla la piel del limón. Resérvalo.
  3. En una sartén, sofríe la cebolla cortada en láminas con un poco de sal junto con una cucharada de aceite.
  4. Cuando la cebolla esté translúcida, incorpora el boniato cortado en dados pequeños, saltéalo un poco y añade una cucharada sopera de agua. Tápalo, déjalo cocer y añade más agua si hace falta.
  5. En el momento en que las verduras estén medio tiernas, añade el pepino (que habrás laminado previamente) y cuécelo un poco más, mezclando de tanto en cuanto.
  6. Incorpora las pasas, los dátiles troceados y el cuscús. Mézclalo y añade los garbanzos cocidos. Remueve y agrega la menta picada y los frutos secos.
  7. Al servirlo, vierte una cuchara sopera de aceite de oliva virgen.
Descubre nuestras propuestas de recetas con base de cereales: arroz, quinoa, trigo sarraceno, etc.

Alimentos para niños deportistas

Hemos preparado una selección de alimentos para niños deportistas, teniendo en cuenta el requerimiento de energía física y mental, así como la mejora del rendimiento deportivo. En el marco de la colaboración con el club Joventut Badalona, en el que Veritas alimenta el futuro de la penya, los niños y niñas de la Escuela de Baloncesto reciben los mejores consejos para conseguir una buena alimentación saludable y ecológica. Además, el acuerdo permite a los jugadores becados de la cantera verdinegra disfrutar de los mejores productos ecológicos con dietas personalizadas y diseñadas por nuestros nutricionistas en colaboración con el personal responsable del Básquet Base, lo que ayuda a mejorar su salud y, en consecuencia, el rendimiento deportivo de estos jóvenes jugadores.

Alimentos para niños deportistas

  1. Trigo sarraceno: contiene lisina, que estimula el crecimiento y ayuda a producir anticuerpos. Descubre cómo utilizar este pseudocereal en la cocina y prepara unas deliciosas crepes de trigo sarraceno y coco.
  2. Semillas de sésamo: una excepcional fuente de calcio y triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a dormir.
  3. Salmón salvaje y sardinas: ricos en proteínas y omega-3, que alimentan el cerebro. Descubre la receta de salmón marinado con aguacate y arroz.
  4. Garbanzos: muy ricos en minerales y proteínas. La chef Mireia Anglada te muestra cómo cocinarlos para evitar que pierdan su elevado contenido en calcio.
  5. Huevos: tienen más proteínas y de mejor calidad que los huevos no ecológicos, fruto del bienestar animal que garantiza la ganadería ecológica y del tipo de piensos que reciben las gallinas. Como resultado, los huevos que ponen tienen una mayor frescura, calidad y riqueza nutricional. Descúbrelo en este vídeo.
  6. Frutas y verduras de temporada: muy ricas en vitaminas y minerales. Sobre todo el brócoli, las zanahorias y la manzana.
  7. Nueces: ricas en grasas de calidad, muy útiles para la memoria.

Cocina de invierno

Cocina de invierno, un menú elaborado por la dietista y experta en nutrición Mireia Marín, acompañado de ideas para desayunar y merendar, y consejos saludables.
En este menú encontrarás una selección de recetas que potencian que tu organismo fluya con la estación, además de ayudarle a entrar en calor y darle energía.
Encuentra todos los ingredientes en nuestra tienda online.

Cereales y semillas sin gluten

Los cereales y las semillas sin gluten son los mejores alimentos para el invierno. Con la llegada del frío es habitual que apetezcan alimentos más calóricos, básicamente carbohidratos, que aportan la energía necesaria para mantener la temperatura corporal estable. En el caso de los celíacos las apetencias son las mismas, y aunque no puedan tomar trigo, tienen un amplio abanico de cereales y semillas sin gluten. Continue reading «Cereales y semillas sin gluten»

10 alimentos clave en la dieta infantil

10 alimentos clave en la dieta infantil que pertenecen a los grupos de verdura, fruta, legumbres, semillas y frutos secos, cereales integrales y pescado.

Los niños, como están en periodo de crecimiento, tienen requerimientos ligeramente más elevados de proteínas y de minerales, que se pueden obtener fácilmente de la comida. Veamos cuáles son los alimentos imprescindibles que tiene que contener su dieta y cuáles no pueden faltar.

10 alimentos clave en la dieta infantil

Garbanzos

Las legumbres son esenciales por su elevada riqueza nutricional: presentan una gran cantidad de hidratos de carbono de asimilación lenta, un 19% de proteínas y vitaminas del grupo B, que son esenciales para la salud del sistema nervioso y fibra. Los niños y niñas tendrían que comer legumbres al menos 3 veces por semana. Hemos escogido los garbanzos porque tienen una elevada cantidad de minerales y son muy versátiles en la cocina; además de estofados, pueden ser la base de una buena ensalada o de un hummus.

Trigo sarraceno

Los cereales integrales tienen que estar presentes cada día. Son hidratos de carbono ideales, gasolina de la máxima calidad, con un índice glucémico medio-bajo que permite que la energía se libere de manera progresiva en la sangre y que no se produzcan las temidas puntas de insulina que proporcionan los azúcares simples. El trigo sarraceno es interesante porque además de hidratos y fibra, también proporciona magnesio y lisina, un aminoácido esencial que no abunda en los cereales y que es especialmente importante en la infancia y la adolescencia porque mejora la absorción del calcio, estimula la hormona del crecimiento y ayuda a producir anticuerpos. Te explicamos cómo cocinar el trigo sarraceno.

Semillas de sésamo

Una excepcional fuente de triptófano, un aminoácido esencial que ayuda a dormir. Es un precursor de la serotonina, y esta a su vez de la melatonina, así como de hierro y calcio, un mineral clave en el desarrollo. 100 g de semillas de sésamo contienen aproximadamente unos 975 mg de calcio.

Salmón salvaje

Las proteínas de alto valor biológico son indispensables y se obtienen fácilmente de la carne, de la combinación de legumbres con cereales o con semillas, pero también de los huevos y el pescado. El salmón salvaje, además, es especialmente rico en ácidos grasos omega-3, especialmente EPA y DHA, que alimentan el cerebro y son útiles para mejorar el sistema cardiovascular.

Brócoli

Cualquier verdura es importante en la dieta infantil y tiene que haber variedad, pero si tenemos que escoger una, el brócoli sería un firme candidato. Esta crucífera, perteneciente a la misma familia que las coliflores o las coles de Bruselas, es muy rica en folatos, provitamina A, vitamina C, potasio, hierro y fósforo. Hay que cocerlo al dente; te explicamos cómo cocinarlo.

Manzana

La fruta proporciona cantidades importantes de vitaminas y minerales. La elección de la manzana responde al hecho de que está disponible prácticamente de manera perenne, tiene un precio asequible y se producen muchas variedades. Contiene nutrientes interesantes, como la quercetina o la vitamina C. Es recomendable comerla con piel para obtener todos los beneficios.

Huevos

Tienen proteínas de alto valor biológico, colina (ayuda al desarrollo cerebral), luteína (protege la vista) y vitamina D, un nutriente difícil de encontrar en los alimentos. Es importante que los huevos sean procedentes de gallinas criadas en condiciones de producción ecológica.

Nueces

Los frutos secos proporcionan proteínas y grasas de calidad, que son esenciales para la salud celular y cerebral. En particular, las nueces son ricas en ácidos grasos omega-3 y especialmente útiles para la memoria, porque tienen un contenido elevado en lecitina, fósforo y vitaminas del grupo B. Ideales para ayudar a los estudiantes jóvenes.

Zanahorias

Su característico color naranja es fuente de salud, ya que indica una elevada cantidad de betacaroteno, una sustancia antioxidante que el cuerpo convierte en vitamina A, esencial para la salud de la piel, los ojos y los huesos.

Sardinas

Un pescado especialmente interesante porque contiene ácidos grasos omega-3 del tipo EPA y DHA y porque tiene una cantidad elevada de proteínas de alta calidad y vitamina D. Si se comen enteras, las que están en conserva proporcionan mucho más calcio.

Trigo sarraceno – Técnicas de cocina

Trigo sarraceno, un pseudocereal con un alto porcentaje en proteína, apto para celíacos. También destaca por su capacidad para calentar el organismo, a la vez que tonifica y fortalece los riñones; contiene flavonoides, ideales para mejorar la circulación, y equilibra el sistema nervioso.  

Trigo sarraceno hidratado

Se utiliza para hacer creps.
  1. Ponlo en remojo toda la noche para extraer el mucílago, que es lo que sustituye al huevo y a la harina en tus recetas.
  2. Tritura en la batidora. Gracias al mucílago la masa quedará ligada.
  3. Friélo en la sartén. Gracias al mucílago podrás cuajarlo sin problema.

Trigo sarraceno hervido

Se consume como el arroz, mezclado con verduras o los ingredientes que prefieras.
  1. Hierve una medida de trigo sarraceno por dos de agua para que el cereal quede suelto.
  2. Añade sal para alcalinizar el cereal.
  3. Cuando empiece a hervir, tapa y baja el fuego al mínimo para que no se queme. Hierve durante 15 minutos aproximadamente, hasta que se absorba el agua para poder aprovechar todas las vitaminas.

Cómo cocinar el trigo sarraceno

Cómo cocinar el trigo sarraceno - Veritas

Descubre cómo cocinar el trigo sarraceno para aprovechar sus cualidades nutritivas y sus propiedades revitalizadoras del organismo.

Cómo cocinar el trigo sarraceno - Veritas

Su sabor rústico puede sorprender al principio, pero rápidamente se integra en la dieta diaria hasta resultar imprescindible.

También conocido como alforfón, el trigo sarraceno es un pseudocereal con propiedades y nutrientes muy interesantes.

  1. Es el rey de la proteína vegetal debido a su alto contenido en proteínas (entre un 10 y un 13%) y su gran disponibilidad; se calcula que podemos asimilar el 70%.
  2. Es rico en lisina y otros aminoácidos esenciales.
  3. No contiene gluten.
  4. Es muy energético.
  5. Genera calor en el organismo, por lo que se recomienda su consumo especialmente en invierno.

Uno de sus rasgos característicos es su gran versatilidad en la cocina: se puede consumir en grano, harina, soba, copos y creps.

  • Guisos: el grano, se cocina para preparar guisos tradicionales o polentas.
  • Salsas: se puede utilizar como sustituto de grasas y espesante, ya que el 70% del grano es almidón y sus mucílagos son ideales para conseguir salsas con textura. En estos casos, lo mejor son las harinas o el grano.
  • Soba: los populares fideos japoneses se elaboran a partir de harina de trigo sarraceno.
  • Creps: puedes utilizar harina de trigo sarraceno o directamente el grano entero. Para ello, es preciso que se desprenda el mucílago, lo que se consigue dejando el cereal en remojo toda la noche. Al día siguiente, la parte líquida se habrá vuelto gelatinosa y resultará un excelente sustituto del huevo, ya que aporta elasticidad a la masa.

Cómo cocinar el trigo sarraceno

A la hora de cocinar el grano entero, la cantidad de agua y la técnica de cocción van a determinar el resultado final.

Hervido

Comienza con un lavado previo y un ligero tostado en seco, a fuego fuerte y removiendo. Este proceso hace que sea más sabroso y digerible, sin nada de materia grasa.

Después agrega de 2 a 3 tazas de agua por cada taza en grano (con menos agua se consigue una cocción para guarnición y con más agua se obtiene una consistencia más cremosa, para guisos, por ejemplo).

Lleva a ebullición, baja el fuego y deja cocer unos 20 minutos, hasta que el agua se absorba.

Al vapor

Con esta técnica queda muy suelto. Un buen consejo es untar el grano con un poco de aceite para que los sabores que pongas en el agua (tomillo, laurel…) se mezclen con el vapor y se queden impregnados en el cereal de forma sutil.

Hidratado

Otra forma de cocción es dejarlo hidratado unas 12 horas con agua (con una proporción de una medida de agua por media de cereal) y luego cocerlo con un poco más de agua (una proporción más) durante 1o minutos para acortar la cocción.

Fideos soba en invierno

Los fideos soba forman parte de la familia de las pastas japonesas tradicionales y pisan fuerte en la nueva cocina occidental. Se elaboran con trigo sarraceno, aunque hay variedades que contienen una mezcla de trigo. Delgados y de color oscuro, son perfectos para consumir durante el invierno gracias a su aporte de proteínas, energía y calor. Continue reading «Fideos soba en invierno»