Tanto en competición como en deporte de aficionados, el ejercicio físico intenso genera una sobrecarga de radicales libres que se tiene que contrarrestar con una alimentación rica en antioxidantes.

Las llamadas verduras crucíferas tienen propiedades medicinales que ayudan a proteger nuestra salud de diferentes enfermedades. Pertenecen a este tipo de verduras la col, el brócoli, la coliflor, la col lombarda, las coles de Bruselas, el rábano, el nabo, la rúcula…