Antioxidantes imprescindibles para la mujer

Antioxidantes imprescindibles para la mujer - Consejos - Veritas
Seguir una dieta variada, de temporada y llena de color, es una manera fantástica de incrementar la presencia de antioxidantes en el organismo y contrarrestar los efectos negativos de la ajetreada vida actual. Uno de los motivos principales para subrayar la importancia de una buena alimentación en el cuidado de la salud menstrual es la acción protectora que ejercen los alimentos antioxidantes. En general, formamos parte de una sociedad estresada que mayoritariamente vive en entornos urbanos, expuestos diariamente a más contaminación de la que pensamos. Todo esto afecta a la salud hormonal; pero afortunadamente puedes paliar los efectos negativos alimentándote conscientemente. Antioxidantes imprescindibles para la mujer - Consejos - Veritas

Antioxidantes imprescindibles para la mujer

Para conseguirlo, tienes que incorporar en la dieta alimentos crudos y frescos (ya sea comiendo fruta fresca o verdura cruda en una ensalada) porque los antioxidantes son sensibles al calor y se pueden degradar durante la cocción. Por ejemplo, tomar zumos o batidos verdes hechos en casa es una buena manera de obtener más nutrientes antioxidantes.

Vitamina C

Sin duda, es uno de los antioxidantes más importantes: mejora los niveles hormonales y aumenta la fertilidad en mujeres con problemas en la fase lútea porque incrementa los niveles de progesterona de manera natural. Se encuentra en abundancia en los cítricos, la col, el pimiento rojo, el brócoli, los arándanos, la patata, el tomate y el kiwi. Antioxidantes imprescindibles para la mujer - Consejos - Veritas

Vitamina E

Otra vitamina antioxidante que mejora la salud hormonal. Así mismo, contribuye a reducir la anemia, mediante la prevención del daño oxidativo en los glóbulos rojos, por lo cual es muy beneficiosa para las mujeres con menstruaciones abundantes. Además, numerosos estudios de fertilidad afirman que cuando esta vitamina se encuentra equilibrada en el organismo, la tasa de abortos involuntarios baja. Las principales fuentes de este nutriente son los aceites vegetales crudos, los cereales integrales, las verduras de hoja verde y los frutos oleaginosos sin tostar: nueces, almendras y semillas de lino, calabaza y girasol.

Coenzima Q10

Puede que te suene de los anuncios de cremas, ya que muchas antiarrugas la incluyen en la fórmula porque da energía a las células (incluso las del sistema reproductor femenino). Sus niveles disminuyen de manera natural con la edad, sobre todo a partir de los 35 años, por lo cual, su aportación resulta imprescindible a medida que pasa el tiempo. La puedes encontrar en alimentos de origen animal, como los pescados grasos (salmón, trucha, arengue), marisco y vísceras, pero también verduras de hoja verde (brócoli), zanahorias, legumbres, semillas y frutos secos sin tostar. Descubre nuestra sección de consejos para la mujer.

Cómo prevenir las infecciones de orina

Cómo prevenir las infecciones de orina - Consejos - Veritas
Tanto las infecciones de orina como las infecciones por cándidas son dos problemas muy comunes. Aunque es habitual tratarlas con antibióticos, se pueden solucionar de manera natural y una buena prevención se convierte en el mejor método para evitarlas. La cistitis es una infección tan molesta como común que tienen al menos el 60% de las mujeres en algún momento de su vida. ¿Sabías que es aproximadamente 50 veces más corriente en mujeres que en hombres? Esto se debe básicamente al hecho de que los órganos genitourinarios femeninos son internos y a que la uretra es más corta, lo que facilita el ascenso de las bacterias hasta la bufeta. Primero se produce la colonización de los tejidos periuretrales (la parte externa de la uretra), y después las bacterias llegan a la uretra, se adhieren a las paredes de la bufeta y proliferan internamente. Cómo prevenir las infecciones de orina - Consejos - Veritas

Cómo prevenir las infecciones de orina

Las compresas convencionales (hechas mayoritariamente de plástico), el uso de ropa interior de tejido sintético (sumado a los pantalones ajustados) y los bañadores mojados durante horas favorecen la proliferación de estas infecciones.

Antibióticos y efectos secundarios

La infección de orina se puede manifestar en diferentes grados, desde un ligero ardor al orinar hasta un dolor intenso con sangrado. Se suele tratar con antibióticos, ya que se produce por la bacteria Escherichia coli (E. coli) y la recurrencia es una preocupación importante. Quizás, abordar estas infecciones únicamente con medicamentos, sin plantear cambios en la alimentación y el estilo de vida (con el objetivo de mantener una microbiota saludable) es el motivo por el cual las infecciones aparecen una y otra vez. Los tratamientos con antibióticos son eficaces inmediatamente, pero también tienen efectos secundarios a medio/largo plazo, como infecciones por hongos. ¿Sabías que un problema de cándidas también se puede manifestar con llagas bucales? O, ¿Qué muchas mujeres que se encuentran siempre cansadas, apáticas o desmotivadas puede ser que tengan un desequilibrio de cándidas?

Terapia probiótica

La medicina naturista puede ayudar de muchas maneras: con acupuntura, plantas, alimentación e incluso con una terapia probiótica. Ésta es una opción muy efectiva para prevenir y tratar las cándidas. Tomando probióticos se mejora la biodiversidad de la microbiota y se fuerza a las cándidas a convivir con otros microorganismos y competir con estos por los nutrientes. Esto contribuye a reestablecer el equilibrio de la flora vaginal y mantiene las cándidas a raya.

Higiene suave y compresas de algodón ecológico

La cándida responde al azúcar, la humedad y el calor. En caso de tener una candidiasis activa hay que evitar los protectores íntimos y las compresas de celulosa, ya que contienen plástico, que retiene la humedad, cosa que ayuda a que prolifere. La alternativa es utilizar compresas de tela o de algodón ecológico y mientras dure el brote no utilizar tampones porque es aconsejable que la menstruación baje sola. En cuanto a la higiene, no se recomienda utilizar jabón en los genitales porque cambia el pH vaginal y puede causar irritaciones, alterar la microbiota vaginal y eliminar la mucosidad de protección. Lo mejor para limpiar es el agua clara. Descubre qué comer cuando tienes la regla.

Qué comer cuando tienes la regla

Qué comer cuando tienes la regla - Consejos - Veritas
¿Sabías que tu cuerpo te pide vitaminas y minerales específicos según la fase del ciclo menstrual en la que te encuentras? Al igual que ocurre con las estaciones del año, los requerimientos nutricionales cambian en función del momento del ciclo y es importante alimentarse correctamente. Te explicamos qué comer cuando tienes la regla. Una alimentación y un estilo de vida correctos son las verdaderas claves para mantener un buen estado de salud. De hecho, las estadísticas muestran que una de cada tres mujeres padece desórdenes menstruales relacionados con el equilibrio hormonal. Algunos de ellos mejoran (e incluso desaparecen) cuando se modifica la alimentación, por lo que cumplir ciertas pautas puede mejorar tu salud reproductiva en general y la experiencia del ciclo menstrual en tu cuerpo. La recomendación principal es seguir una alimentación natural (que cubra tus necesidades), respetar las horas de descanso, estar bien hidratada, realizar ejercicio físico a diario y alejarte de todo aquello que te estrese. Existen muchos casos de irregularidades en el ciclo menstrual en mujeres aparentemente sanas y muchas de esas alteraciones se deben a déficits de nutrientes, a no cumplir pautas anteriormente descritas, a no escuchar al cuerpo, etc. Las causas más frecuentes de reglas irregulares son la ansiedad y el estrés. Qué comer cuando tienes la regla - Consejos - Veritas

Qué comer cuando tienes la regla

Vitamina B6

Ayuda al organismo a fabricar serotonina, la hormona de la felicidad. Es clave para reducir muchos de los síntomas del síndrome premenstrual (PMS), y cuando hay carencias de esta vitamina es posible experimentar cambios de humor e irritabilidad. Resulta muy importante en la segunda mitad del ciclo.

Magnesio

Es el tranquilizante de la naturaleza. Al igual que ocurre con la vitamina B6, se han encontrado niveles más bajos de magnesio en mujeres con síndrome premenstrual. Su deficiencia puede ser la causante de migrañas menstruales y, actúa más eficazmente si se toma combinado con vitamina B6. Por suerte, la naturaleza lo sabe y lo tiene en cuenta.

Hierro

Si las menstruaciones son muy abundantes y no se ingieren suficientes alimentos ricos en hierro, se puede llegar a desarrollar anemia (una enfermedad que provoca cansancio, cambio de humor, dolores de cabeza…). Asimismo, el hierro es un mineral crucial para una correcta ovulación y para lograr un ciclo menstrual regular.

Omega-3

Tiene efecto antiinflamatorio y por ello puede ser un alivio en casos de inflamación o alta sensibilidad en el pecho. Las investigaciones científicas revelan que también puede ser efectivo en casos de ansiedad, depresión y dolores de cabeza asociados al ciclo hormonal. Todo sobre la menstruación.

Cómo calmar el dolor menstrual

Cómo calmar el dolor menstrual - Consejos - Veritas
Los dolores menstruales van asociados a la regla de forma natural y, aunque cada mujer los siente de forma distinta, suelen localizarse en el abdomen y, a veces, también en la parte baja de la espalda. Descubre cómo calmar el dolor menstrual. Cada ciclo menstrual es único y cada mujer lo vive de forma diferente porque no todas tenemos la misma tolerancia al dolor ni nos cuidamos de igual modo. El tramo final del ciclo menstrual es una ocasión única para cuidarte, más aún cuando tu cuerpo está llamando la atención a través de molestias menstruales o de dolor. Lo primero, y fundamental, es averiguar si dicho dolor, que en el entorno médico recibe el nombre de dismenorrea, está asociado a alguna patología como, por ejemplo, la endometriosis, el síndrome de ovario poliquístico, la fibromialgia o el trastorno disfórico premenstrual, en cuyo caso, deberás acudir al especialista.

Cómo calmar el dolor menstrual

Si no existe ninguna patología tras el dolor menstrual, puedes hacer ciertos cambios en tu estilo de vida, que te ayudarán a equilibrar mejor tu salud hormonal.

Toma alimentos antinflamatorios

La alimentación es la piedra angular de la salud menstrual porque a través de ella el organismo recibe materia prima para cuidar, reducir o potenciar un estado inflamatorio o incremental el dolor menstrual. Una dieta antinflamatoria rica en vegetales de hoja verde, legumbres, germinados, pescado de buena calidad y grasas saludables (presente en los frutos secos sin tostar, el aguacate, el aceite de oliva virgen, el aceite de coco o las semillas) es la manera más eficaz de prevenir la inflamación y mejorar las menstruaciones.

¡Mueve la cintura!

Las mujeres pasamos la mayor parte del tiempo haciendo un trabajo sedentario y normalmente nuestra pelvis (y todo lo que en ella habita) se moviliza más bien poco. Recuerda mover la cintura, el vientre y el útero al caminar o cuando hagas deporte o bailes: te ayudará a ejercitar y oxigenar los músculos y órganos de la pelvis. Al moverte, generas calor, ganas elasticidad y llevas irrigación sanguínea y oxígeno, junto con nutrientes y agua, tanto a los músculos como a los órganos de tu vientre.

Añade cúrcuma a tus comidas

La cúrcuma es una de las especias más saludables que existen. Tiene efecto antioxidante, es decir, previene el envejecimiento celular, y posee propiedades antinflamatorias. De hecho, algunos estudios científicos han descrito buenos resultados en casos de dolor menstrual, ya que actúa como moduladora de la inflamación y el dolor, lo que la convierte en una gran aliada de la dismenorrea. Puedes añadirla a las comidas al final de la cocción, junto con un poco de pimienta y aceite de oliva virgen extra para optimizar su absorción, sobre todo la semana antes de la menstruación. Descubre cuáles son los beneficios de la menstruación.

Emociones y ciclo menstrual

Emociones y ciclo menstrual - Veritas
Todas las mujeres experimentamos cambios anímicos durante el ciclo menstrual a causa de las fluctuaciones hormonales. Para no ser esclavas de nuestras emociones es importante revisar la alimentación y olvidar los hábitos pocos saludables.

Emociones y ciclo menstrual

No nos sentimos igual cuando estamos menstruando que cuando estamos ovulando. De hecho, se ha observado que en la fase premenstrual los niveles de serotonina y endorfinas comienzan a bajar ligeramente de manera natural. Estos dos neurotransmisores modulan las emociones, las ganas de dormir e incluso la sensibilidad. Por ello, y dependiendo de la sensibilidad de cada mujer de dicha fluctuación hormonal, el estado de ánimo se puede ver afectado. Si a esa realidad le sumamos una mala alimentación y unos hábitos poco saludables, acabaremos siendo esclavas de nuestras emociones. Así, cuando entendamos las necesidades que nos pide el cuerpo a lo largo del ciclo menstrual nos autoconoceremos mejor. Y este es el primer paso para cuidar de verdad nuestra salud física y emocional.

¿Por qué el cuerpo te pide chocolate?

Al igual que ocurre durante las diferentes estaciones del año, los requerimientos nutricionales cambian en función de la fase del ciclo menstrual en que nos encontramos. Por ejemplo, poco antes de la menstruación, los niveles de estrógenos están bajísimos, lo que significa que las condiciones bioquímicas del organismo en este momento son únicas. Así, las necesidades del organismo también lo son y, si no las cubrimos, podemos llegar a sentirnos tristes, irritables o incluso nos pueden apetecer alimentos ricos en azúcares, como chocolate, galletas, bollería, chucherías…

Necesitas vitaminas del grupo B

Unos niveles bajos de vitaminas del grupo B pueden estar potenciando esos altibajos emocionales. Incluye en tu alimentación pescado, huevos, cereales integrales, semillas y frutos secos para evitar tener déficit de algunas de las vitaminas del grupo B.

Tras la regla aumenta la energía

En el ciclo menstrual femenino todo es dinámico. Tras la menstruación, los niveles de estrógenos que antes estaban bajos, comienzan de nuevo a aumentar. Y esto trae cambios físicos y emocionales, ya que aumentan los índices de serotonina y endorfinas, un hecho que a su vez se conduce a un aumento de la energía, entusiasmo y optimismo en general. Por lo tanto, también aumentan las habilidades verbales, lo que hace que sea un buen momento para hacer presentaciones, participar en debates y mantener esas conversaciones importantes. Descubre cuáles son los beneficios de la menstruación.